martes, 8 de abril de 2008

MENTES CRIMINALES

Sucedió en un barrio obrero de Murcia, entre las seis y las siete de la mañana. José, que entonces sólo tenía 16 años, dio muerte sucesivamente a su padre, un camionero de 51 años con el que no se llevaba demasiado bien, a su madre, un ama de casa de 54 que le daba todos los caprichos y lo guardaba de los enfados del padre, y a Mercedes, su hermana pequeña, una niña rubia de 11 años afectada por el síndrome de Down. Utilizó primero una catana japonesa con una hoja de acero de 71 centímetros de longitud y tres de anchura y luego, al creer que la espada de samurái se había roto, uno de los machetes que su padre, antiguo boxeador y gran aficionado a las artes marciales, le había ido regalando. Cuando la policía le dio alcance, tres días después del crimen y con la ropa interior todavía manchada con la sangre de su familia, José lo confesó todo.
"¿Y por qué lo hiciste?", le preguntaron una y otra vez los agentes, intrigados por si detrás del crimen se escondía algún extraño juego de rol o tal vez un rito satánico. "Quería vivir una experiencia distinta", dijo José, "quería estar solo, que mis padres no me buscaran". Los policías insistieron: "¿Y a tu hermana? ¿Por qué la mataste?". Su primera respuesta fue otra pregunta: "¿Y qué iba a hacer ella sola en el mundo...? La maté para que no sufriera".


Sandra Palo (22 años, deficiente psíquica), fue secuestrada hace 4 años a punta de navaja por Rafael García Fernandez y otros 3 chicos, la violaron repetidas veces entre los 4 individuos, la atropellaron 15 veces con un coche, la apuñalaron muchas veces, la rociaron con gasolina y le prendieron fuego cuando estaba todavia viva. Todo eso mientras la indefensa chica les suplicaba que no la mataran. Después de los horribles hechos Rafael García Fernandez fue amenazando a la gente que le caia mal de "darles matarile y quemarlos vivos como habia hecho con Sandra Palo".

Santiago del Valle, de 52 años, admitió que la pequeña Mari Luz murió cuando estaba con él, pero aseguró que fue un accidente. Según su relato, conocía a la niña desde siempre, pues eran vecinos, y el día de los hechos la invitó a entrar a su vivienda, donde intentó abusar de ella.
Como la niña se resistió, comenzó un forcejeo en el que Mari Luz recibió un golpe accidental al caer por una escalera, según su versión. El presunto asesino también reconoció que llegó a tapar la boca de la niña para que no chillara. La autopsia practicada a su cadáver reveló que murió asfixiada.
Según el relato del encausado, con antecedentes por pederastia y sobre quien pesa una prohibición de acercarse a sus propios hijos, después de morir Mari Luz decidió deshacerse del cuerpo y huir con su esposa, dadas las sospechas de la policía y de la propia familia de la niña, que siempre desconfió de él porque conocía su pasado.
La muerte de Mari Luz Cortés, ha suscitado una fuerte polémica en España sobre la necesidad o no de endurecer la ley y tomar medidas contra este tipo de delincuentes.

Asesinos, psicópatas, pederastas, sádicos, hoy se nos hacía una pregunta sin respuesta ¿cómo pueden estas personas llevar a cuestas el asesinato sin remordimientos? Bueno, esa pregunta tiene respuestas en los trastornos que dichas personas poseen, en el retorcimiento de las mentes del que no poseemos comprensión alguna.
Para estos asesinos las situaciones poseen una soluciones muy distintas de las que le daríamos la mayoría de las personas, lo que para nosotros es impensable, para ellos es sólo apretar el gatillo, empuñar un hacha, atravesar un cuerpo, basado en la necesidad del propio placer, en la satisfacción de una necesidad desconocida, en el disfrute del dolor ajeno.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

madre mia en que mundo vivimosss....te quiero mucho fea

Anónimo dijo...

HIJOS DE...

El Abogado de Sofía dijo...

Realmente es terrible que existan personas así y que sea tan difícil detectar sus perturbadas mentes de criminales en potencia. Y más terrible aún es que, una vez descubiertos, e incluso condenados, no se haga lo suficiente para prevenir sus posibles delitos por tener (por sufrir) un sistema judicial que, como se ha podido ver (volver a ver) recientemente con el caso del asesino de Mari Luz, es reprobablemente deficiente.

Me gusta tu página, Anita, así que pasaré por aquí de vez en cuando. Asimismo te invito a que pases por mi blog, en el que he empezado a escribir hoy. Será un placer leer tus comentarios.

Un saludo!

Anika dijo...

Muchas gracias por tu comentario, me halaga y me siento agradecida porque te guste mi blog.
Claro que visitaré tu blog, pero si me dices la página y quien eres, XD, es un detalle importante, jaja. Un saludo.

El Abogado de Sofía dijo...

Es un detalle importante... pero sólo aparentemente, pues encima de mi comentario está el nombre que uso aquí en mi blog, siendo tal nombre un enlace o link a mi perfil, donde puedes ver mis datos personales y un enlace a mi blog. Así que no era un detalle tan importante... :p En cualquier caso, me presento: me llamo Gustavo, soy un estudiante de Derecho en la Universidad de Murcia. La dirección de mi blog es la siguiente: http://el-abogado-de-sofia.blogspot.com/

De momento sólo tengo tres escritos (o entradas, como se suele decir aquí, aunque sea un término que no recoja el diccionario), tres reflexiones, sobre la justicia, la poesía y la pasión. Algunas reflexiones son personales y otras no, sino que simplemente recojo fragmentos de libros que me han parecido interesantes.

Bueno, me voy ya que llego tarde a la universidad! Un saludo!