lunes, 7 de junio de 2010

Juerga en Alcalá Meco


"Miguel Ángel, María y Laura Leticia se corrieron una buena juerga en la celda número 3 del módulo B-3 de la prisión Madrid I, en Alcalá Meco. Hubo de todo: un poco de música, tabaco, unas cervecitas y en algún momento de la noche, muy larga, "sonidos compatibles con las relaciones sexuales". 20 minutos ha podido reconstruir gracias al testimonio de internas, abogados, funcionarios y documentos a los que ha tenido acceso lo que pasó la noche del 4 de abril entre un funcionario y dos presas.
Miguel Ángel, alias el Trajes por lo estirado, bien vestido e impoluto que iba siempre. A sus 50 años no llevaba ni cinco meses destinado en Madrid I. Ydos internas, María, colombiana de 45 años, "con un tipazo pese a su edad"; y Laura Leticia, paraguaya de 27 años. Ambas cumplen condena por tráfico de drogas.
Ese día era domingo. Las celdas se cierran a las 20.30 h. Entre las 21.15 y las 21.30 h se hace el recuento. Pasadas las 23.00 h, Miguel Ángel decide visitar a María, que está sola en su chabolo (celda). Abre la puerta, algo que está prohibido según el reglamento, y empiezan a charlar. Es sólo el comienzo. La fiesta se anima y Miguel Ángel decide abrir otra celda contigua e invitar a Laura. "Voces, risas, música y otros sonidos, se lo estaban pasando en grande y no les importaba". Ningún compañero lo evita. Se les acaba el tabaco. No pasa nada. Miguel Ángel se va al economato, coge cigarrillos y regresa al chabolo.
Llega el amanecer y Miguel Ángel acaba su turno. Llega el relevo y le dice a un compañero que esa mañana no abra las celdas de María y Laura. "Las dos están indispuestas". El compañero se niega. Va a verlas. "Estaban bastante perjudicadas". Las dos son llevadas a la enfermería e interrogadas.
El estado de las internas llega a oídos del jefe de servicio, que informa a su vez al subdirector de seguridad, Bonifacio, uno de los destituidos. Este ordena un registro especial en las celdas de las reclusas. A María se le incauta un perfume de 200 ml de Yves Rocher. A Laura, dinero en efectivo. Todo esto está prohibido.
"Todo por un perfume. Y por que te traten bien, te hagan favores. El Trajes sabía dónde tenía que ir. Algunas reclusas se prestan más que otras. Saben lo que obtienen a cambio". No es la primera vez que a las dos internas se les pillan objetos prohibidos, incluso móviles. Tienen expedientes abiertos por ello.
A Miguel Ángel la fiesta le sale cara. Está suspendido de empleo y sueldo seis meses. La Subdirección General de Inspección y la Fiscalía siguen investigando el caso.
María, que está casada, es la que peor lleva lo sucedido. Algunas reclusas intentan agredirla y es aislada. Intenta ahorcarse en una celda. Es trasladada el día 24 a la prisión madrileña de Estremera. Este diario destapa la destitución de la cúpula del centro un día antes, el 23. Laura Leticia, lesbiana, que tiene su pareja también en Meco, es trasladada a su vez a la cárcel de Brieva (en Ávila).
Distintas sanciones por la misma infracción. "Esto es lo que se llama trato de favor" y sirve para ejemplificar qué tipo de beneficios obtenían las reclusas si eran amables con los funcionarios. Este diario ha tenido acceso a los expedientes penitenciarios de varias internas, entre ellos el de Laura Leticia. El 5 de diciembre de 2009 le encontraron un móvil con su cargador. La sanción fue de 15 días de "privación de paseos y actos recreativos". Por la misma infracción, "a otras reclusas que no pasaban por el aro" las sancionaron con 30 días, el máximo.
La Inspección ha tomado ya declaración a un buen número de funcionarios y presas. Hay unas 620 reclusas en Madrid I. Se investigan varios hechos. Otro funcionario, alias el Troncales, está siendo investigado por abandonar su puesto en Nochevieja para salir a comprar alcohol. A otro se le investiga por tener una supuesta relación con una interna, previa denuncia de unas funcionarias. "El tema de los favores sexuales ha destapado una guerra de sexos entre funcionarios".
El testimonio de María y Laura Leticia son claves para condenar al funcionario. Según ha podido saber este diario, el Trajes ha puesto un abogado, colegiado en Madrid, a una de las dos reclusas. El funcionario está suspendido seis meses, lo máximo, de manera cautelar. Está demostrado, según Prisiones, que abrió de noche las dos celdas, lo que no le estaba permitido. Si en la investigación se acredita además que hubo relaciones sexuales, podría ser constitutivo de delito".

3 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Pero aquí es lo más común del mundo!
Pero nadie denuncia nada.

BESOTES HERMOSA Y BUENA SEMANA!

21511316 dijo...

Eso eso, que hagan el amor y no la guerra, mejor eso que no esto: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/06/23/internacional/1277296116.html?a=16b875aeadd49f02e150d1048d088e43&t=1277331510&numero=

Anika dijo...

dios....que angustia!!! y todo porque le miró mal el pobre hombre.
lleva cuidado con cómo miras a la gente eh?
Ala; me dio una subidón de adrenalina y me comí sus pulmones con cebolla.
Muy lógico todo, XD.