lunes, 4 de febrero de 2008

SIN PALABRAS

"Si la genética estuviera de mi lado no suplicaría a extraños para conseguir dinero". Así justifica Sheri Anderson una petición directa, como reza el título de la web abierta para ello: Buy me boobs (cómprame unas tetas), a través de la que cualquiera puede ofrecer donativos para que la joven cumpla su sueño.



La web muestra fotos de Sheri, una joven rubia de pelo rizado, y un vídeo en el que explica sus razones y a cuánto asciende el montante de la operación.
6.500 dólares para una intervención de pecho, cuyo proceso preoperatorio está detallado a través de un
blog enlazado a la misma página.

La idea de Sheri ya ha sido desarrollada en la anterioridad en
iniciativas similares como ‘my free implants' en las que varias jóvenes se inscribían en una web que funcionaba de la misma manera, con la diferencia de que había varias candidatas y era el usuario el que elegía a quién ayudaba a financiar la operación.
Lejos de los implantes mamarios, otras webs en busca de ‘mecenas' que se hicieron populares en la Red fueron las referidas a
los ‘cibermendigos', que no eran otra cosa que jóvenes estadounidenses que se ‘forraron' a través de peticiones en sus páginas en las que pedían ayuda para pagarse las hipotecas.

Porque claro, no hay problemas mayores en el mundo que un aumento de mamas, porque la superficialidad no deja ver más allá de una talla de pecho....si tienes dinero auméntate lo que quieras, disminúyete lo que te dé la gana, pero no pidas caridad por una cuestión de semejante tipo, que yo creo que le haría más falta a otras personas esa caridad.

2 comentarios:

Edu dijo...

si te digo que el antivirus cortafuegos me a bloqueado esta web por ser de phising... te lo crees?

Anika dijo...

Que?Qué es eso?A mi hablame en cristiano. XD