viernes, 16 de enero de 2009

Difícil


La casa se ha quedado vacía, ahora la llenan los pasos de ese pequeño ser que ronda por mis pies y mis sueños mediando en este loco mundo.

Mi hermanico ha dejado la que siempre ha sido su casa, se ha ido de mi lado para comenzar una nueva vida. Te deseo la felicidad más infinita, aunque siempre echaré de menos el pelearme contigo por ese abrazo que nunca me dabas, el reirnos de las bromas tontas, el que me riñeras por llevarme el ordenador al salón, el compartir los discos... y tantas y tantas cosas que nos han unido y nos seguirán uniendo, aunque esta vez, en la corta distancia.

Qué difícil se hace acostumbrarse a esto.

3 comentarios:

Coach Paco Bailac dijo...

Cada día empezamos una nueva vida.Lo que sucede que no siempre nos damos cuenta.
Te invito a las tertulias del coaching.

pacobailacoach.blogspot.com

Salva dijo...

Ays, no me digas eso que yo que me voy a emancipar en nada, me da una penita por tb mi hermana (4 años menos que yo)... cuesta ir dando pasos en esta vida pero bueno, que tu hermano va estar siempre ahi, ya verás.
un besote guapa!

Anika dijo...

Coach Paco Bailac: Gracias por tu comentario, bienvenido a este pequeño mundo, no dudes que pasaré a visitarte.

Salva: :( jo, tu hermana te va a echar mucho de menos, pero la vida es así, poquito a poco avanzamos.
UN besico, wapísimo